Ruta del vino: los lugares mas chic

El Valle de Guadalupe se distingue por sus bellos paisajes y vinos pero también por restaurantes y hoteles únicos que te harán vivir una experiencia inolvidable.

Zirena se dio un paseo por dicho destino y volvimos con los lugares más “chic” para disfrutar de esta gran ruta gastronómica, turística y vinícola.

¿Dónde quedarse?

Encuentro Guadalupe

El hotel más exclusivo y moderno del valle cuenta con unas vistas impresionantes y un servicio de primera calidad. Cuenta con 20 habitaciones únicas de 20 metros cuadrados suspendidas en la colina. 
Dentro del hotel podrás encontrar el restaurante Origen donde los ingredientes locales conviven para deleitar paladares. Por otro lado, Encuentro Guadalupe está rodeado de 11 hectáreas destinadas a la siembra de la vid y producción de su propio vino, únicamente a la venta en la vinícola.

Cuatrocuatros

Catorce cabañas entre viñedos, montaña y mar, diseñadas por grandes arquitectos, forman parte de este lugar para amantes de la vida, la libertad, el placer y el descanso.La arquitectura y materiales de construcción fueron pensados, planeados y ejecutados en armonía con su entorno natural. La visión para crear Cuatrocuatros ha sido la integración, pertenencia, el retorno a lo natural cuidando del universo como él nos arropa a nosotros.

¿Dónde comer?

Finca Altozano

Un lugar famoso por sus asados, así como otras especialidades a la leña y el uso de productos frescos de la región, la Finca Altozano cuenta también con su propio huerto.

Con vistas espectaculares, este asador ofrece una carta muy bien elaborada que da la imagen de ser informal, en un ambiente desenfadado ideal para pasar la tarde en grupo.

Corazón de Tierra

Este lugar se considera uno de los mejores restaurantes

de Latinoamérica por la revista  Restaurant, es una joya culinaria en medio Valle de Guadalupe. 
El edificio está construido en su totalidad con materiales reciclados. Diego Hernández, el chef, expone su propuesta como “cocina de Baja California“ con un menú de influencia mediterránea y asiática. Los ingredientes que utiliza son en su mayor parte locales.

¿Qué viñedos visitar?

Clos de Tres Cantos

Una de las vinícolas mejor diseñadas del Valle. Bajo la propuesta arquitectónica del Arq. Alejandro Da Costa, esta vinícola autosustentable fue premiada como uno de los mejores 100,000 proyectos de Latinoamérica por su propuesta de ahorro de agua y energía, además de tener un proyecto para comunidades indígenas. Uno de sus vinos, el Nada, quedó entre los mejores 30 vinos mexicanos en 2012. Esta vinícola subterránea se convierte en un must para cualquier amante del vino, de la arquitectura y el diseño.

Vinícola Finca La Carrodilla

Te recomendamos visitarla en el atardecer, te quedarás asombrado con las
maravillosas vistas. El segundo piso, donde tienen un jardín muy bien diseñado, es el lugar perfecto para pasar un momento especial. Cuentan con su propio huerto y el vino producido en la finca, Así se va a las Estrellas, es uno de los vinos premium. Esta es una de las pocas vinícolas biodinámicas y la construcción del lugar es una fusión de diseño contemporáneo sin eliminar totalmente el toque campirano.

Adobe Guadalupe

La vinícola Adobe Guadalupe es famosa por sus vinos con nombres de Arcángeles: Uriel, Gabriel, Rafael, Serafiel, Kerubiel y Miguel, mismos que dan nombre a las 6 habitaciones que esta hacienda tiene disponibles al público. El estilo de las habitaciones es iraní, aunque incluye detalles mexicanos, una combinación que no te puedes perder.

Decantos

Situada en el Valle de Guadalupe, con 20 hectáreas de viñedo propio, las instalaciones cuentan con 10 depósitos de acero inoxidable, 7 depósitos de hormigón y 2 lagos donde se elabora el vino tradicional de maceración carbónica, con una capacidad total de elaboración de 120,000 litros de vino. Enclavado en las faldas de uno de los cerros que rodean el Valle, es una estructura moderna, con una estética rústica-chic. Cómodos espacios y amplios ventanales te ofrecen una vista espectacular de casi 180 grados que te hace sentir flotar sobre la llanura.

El Valle de Guadalupe es un destino que se puede disfrutar de muchas maneras y tiene lugares para todos los gustos y estilos. Estamos seguros que pasarás unos días para recordar entre el deleite de sus vinos, comidas y paisajes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *